jueves, 5 de enero de 2012

Christopher Doyle

“Soy el anti-Storaro”
“Pienso que el público nota el placer que siento al filmar. Porque, la verdad, soy como una puta... Lo que hago es darle forma a una idea que otro ha tenido. Así que doy placer y también recibo placer.”
“Quien trabaje conmigo debe saber que mi desayuno es una cerveza.”
“Si usted trabajase con Wong Kar Wai, también bebería… Cerveza y amor son una buena fórmula para hacer películas."
“Hay que dar sentido al espacio, y la ciudad funciona como una entidad viva.”
“Mi trabajo como camarógrafo es hacer de una idea una imagen.”
"Resulta que soy una de las pocas personas no asiáticas en ese mundo. Y creo que la mayoría de la gente con la que trabajo cree que soy tan amarillo como ellos. Y eso para mí es un honor."
"Ahora mismo en Asia ocurre algo como la nueva ola australiana, el cinema novo en Brasil o la Nouvelle Vague francesa. ¿Por qué? Porque han confluido el interés y la economía y todos esos elementos se han conjurado ahora. Lo extraño de Occidente, o no tan extraño, es que la gente está perdida. En serio. La gente está perdida, ya se eche la culpa al 11 de septiembre o a la educación en las escuelas. Da igual qué tenga la culpa. Mientras que en Asia la gente está encontrando su voz. Ha sido un largo viaje.
El actual clima en la mayoría del mundo occidental es, por supuesto, antiartístico, porque la función del artista es abrir los ojos a la gente, lo que no es la función de una meritocracia construida sobre el petróleo tejano. Y cada persona en el mundo real contempla esto y por eso se hacen las películas que se hacen. Porque cuando no se tiene libertad, ni se tiene integridad, se tiene que volver a hacer lo que ya se ha hecho antes.
Me fui a ver a Martin Scorsese y le dije: ¿No crees que debería hablarte de los objetivos?. Y me dijo: ¿Qué quieres decir?. Yo le dice: En fin, estás haciendo un remake de mi película, Internal Affairs. Internal Affairs es una película que probablemente se escribió en una semana, que rodamos en un mes y ahora... ¡vas a hacer un remake! ¡Buena suerte!. ¿De qué carajo va esto? Vamos, hombre. En otras palabras, si se lee El declive y la caída del Imperio Romano uno se puede hacer una idea bastante clara de lo que hoy en día está ocurriendo en los Estados Unidos. ¿Y qué hacemos? Pues hay muchas cosas que se pueden hacer y que no son caras. Puedes mandar un DVD a tus amigos, puedes colgar cosas en internet, ir a miles de festivales de cine. Y simplemente con una cámara digital. En otras palabras, incluso se puede hacer una película con el puñetero móvil. ¿No es, en cierto modo, fantástico? Es tan absurdo que la gente joven esté calculando sus posibilidades en lugar de simplemente salir y hacer cosas... La única forma de que cualquiera de nosotros se convierta en lo que llaman un cineasta no es calculando, sino probando y a ver qué funciona. Te pueden robar las ideas, pero no el corazón. ¿Qué hacer si no? ¿Esperar? Mira lo que le pasó a Kubrick. Esperó tanto que... Eyes Wide Shut es una mierda. Es la obra de alguien frustrado por sus propias ideas. Es como el queso, se agusana. Probablemente hace veinte años hubiera sido interesante, pero ya no tiene ninguna relevancia. Eso no se puede hacer porque lo que hacemos es el producto de donde estamos. Quiero decir, las películas que he hecho son la respuesta a las películas que hice antes y espero que también una respuesta al ambiente sociopolítico en el que vivo.
Creo que nuestro propósito como cineastas o narradores o lo que sea que seamos es que, dentro de estas relaciones, en esta estructura social, en este clima político, podamos decir ésta es la mejor película que podía hacer. Creo que es todo lo que podemos hacer. Entonces no seremos aprovechados, no seremos Spielberg o algo semejante.
Entonces se convierte todo en un asunto extremadamente personal, para bien o para mal. Así que no hay que liarse con que si digital sí o no, si con dinero sí o no, sólo hacer la mejor película que se pueda dentro de nuestro talento. Por algo nos metimos a hacer cine cuando podíamos habernos dedicado a vender casas."
“El aspecto visual del cine se está expandiendo, estamos desarrollando una nueva relación con el proceso de realización de un filme. Pienso sinceramente que hemos superado toda esa teoría de autor. La gente va a tener que inventar una nueva teoría para lo que estamos haciendo aquí.”
"Creo que el cine tiene todas las cualidades de la música. Hay repetición, hay ritmo, una cierta gracia y una cierta reserva en algún punto. Tiene una energía emocional espontánea, y no es estilizado, no es así. Al igual que en el jazz, empiezas y tienes tus cosas que desarrollas solo, te mueves por ciertos temas, y luego tratas de poner fin a todo trabajando en equipo. Realmente es una jam session. Creo que eso es maravilloso. Todo el arte debe aspirar a eso."
"Cuando me fui de Australia, estaba estudiando literatura muy orientado por las drogas, el ambiente politizado y cultural de 1969. Vietnam estaba pasando, la gente se estaba movilizando, todo ese tipo de cosas que estaban pasando. Además la mayoría de los australianos blancos se sienten aislados. Hay una gran cantidad de cosas en el mundo que no han experimentado, por lo que tratan de exponerse. Yo quería saber algo que sólo conocía a través de la literatura hasta el momento. Yo quería experimentarlo de primera mano en lugar de tener que saberlo por DH Lawrence o Borges o Bukowski. Así que me metí en la marina mercante, y luego terminé en Europa, y luego terminé viajando a Israel, y luego viajé por el campo hacia la India, y viví allí durante tres años, y bla, bla, bla, bla,. Y yo creo que esa fue mi escuela de cine. Estoy convencido de eso."
"Creo que, al igual que la memoria muscular de un atleta, la memoria visual es algo que tiene que aprovecharse. En mi caso, la experiencia visual de un lugar como la India se queda conmigo, o recuerdo el color de la luz en Israel o la niebla en Brujas, donde también viví por un tiempo. Tal vez eso es relevante para la forma en la que ilumino un paisaje de Irlanda, por ejemplo. No estoy seguro, pero es probable que sea así. No es consciente, pero está ahí."
"Pienso que si hubiera ido a la escuela de cine, si hubiera seguido estudiando literatura, no sería como soy ahora. Creo que todo arte deviene de la experiencia de vida, y si no tienes experiencia de vida, no te podrás involucrar con la gente ni a través del arte ni de la conversación ni del amor… Sucedió que conocí a gente en China que estaba interesada en el arte, la literatura y la música, algunas de esas personas eran mujeres, así que tuve una gran motivación para compartir algo con ellas, además de una conversación o una cama. La necesidad básica estaba en expresarse."
"Creo que he hecho como unas 10 películas que se han rodado a un minuto o cinco minutos de donde yo vivo en Hong Kong. Es por eso que no puedo dejarlo, es por eso que me tengo que quedar allí. Chungking Express está rodada en realidad en mi apartamento. Es cierto. El apartamento principal en Chungking Express es mi apartamento. Lo inundamos una vez, y luego me fuí a rodar otra película durante seis meses y todo el mundo me preguntaba, ¿qué dicen sus vecinos?, ya sabes, inundó el apartamento. Y yo diría, oh, no les importaba. Y luego regresé después de seis meses, y lo primero, a eso de las 10 de la mañana, alguien llama a la puerta diciendo -Nos debe 200 mil dólares Y yo le dije: -¿Qué ? -Sí. Sí. Vivimos abajo y destruyó todos nuestros programas informáticos, somos una compañía de software. Nos debe 200 mil dólares. Así que me fuí por otros seis meses."
"A veces me despierto en mitad de la noche y pienso cosas como ¿por qué no esperé un segundo más?, o ¿por qué no encuadré un poco más?. Y eso es bueno, realmente debes sentirte así. Quiero decir, no vas a llamar a los productores en medio de la noche y decir que realmente quieres hacer un segundo más de la escena en la que la actriz corre por la calle. Sin embargo, debes sentirte de esa manera."
"El espacio es básico, es la plataforma básica con la cual se construye la película. Y creo que realmente eso ha forjado todo lo que he hecho desde entonces. Así que me voy muy temprano a conocer la localización, incluso antes de que esté muy involucrado formalmente en la película."
"Creo que lo que hayas hecho antes, o lo que has vivido o lo que has estudiado o el contexto del cine en sí, todo viene de lo que hicistes antes que creo que es un principio básico del que no se puede escapar. Problemas sociales afectarán la forma en que vives, la política afectará la forma en que te desenvuelves o no te desenvuelves, etc. Y es lo mismo para el cine. Se trata de una evolución de lo que sea que hayas hecho antes."
Nacido en los suburbios de Sidney (Australia) en 1952, Christopher Doyle abandonó su ciudad natal influido por la literatura de aventuras, enrolándose primeramente en un barco para vivir posteriormente varias vidas en una: marinero en Noruega, curandero chino en Australia o vaquero en Israel, excavó oleoductos en el desierto indio, trabajó con grupos de danza y teatro avant garde en Taipéi, estudió Cine en París o Historia del Arte en Estados Unidos... Pero su encarnación definitiva se produjo a finales de los setenta cuando fue bautizado por su profesor de poesía de la Universidad de Hong Kong con el nombre por el que se le conoce en Asia, Du Ke Feng ("Como el viento"). Desde entonces no fue el mismo. Luego comenzaría a trabajar casi por casualidad en el cine, donde excepto un par de casos como por ejemplo el de Vittorio Storaro ningún otro operador de cámara ha alcanzado el estatus de icono del que disfruta actualmente Doyle. Ha vivido treinta años en Asia y su trabajo como Director de Fotografía ha definido en gran medida la estética del nuevo cine asiático colaborando con gran cantidad de directores, tanto de nueva hornada como consagrados, aunque lo que le ha ganado su fama mundial ha sido su larga relación laboral y artística con Wong Kar-Wai en películas como Chungking Express, Happy Together o In the Mood for Love, trabajando posteriormente para otros directores occidentales como por ejemplo Neil Jordan, Jim Jarmusch o Gus Van Sant. Pero a pesar de la variedad de técnicas, temáticas, localizaciones o directores para los que ha prestado sus servicios Doyle se las arregla para dejar un sello autorial intransferible en cada película en la que aparece su nombre. También ha dirigido una, Away with Words, en 1999.
Borrachín, mujeriego, universitario, autodidacta, artista, conocido como uno de los más influyentes directores de fotografía del cine actual y charlatán empedernido, habla con fluidez el cantonés, el mandarín, el francés y un inglés tremendamente personal.

(Este apunte de biografía está basado principalmente en un texto de Matthew Ross de 2005).



































Filmografía (como director de Fotografía, excepto indicado):

• That Day, on the Beach (1983) — dirigida por Edward Yang

• Soul (1986) — dirigida por Kei Shu

• Noir et blanc (1986) — dirigida por Claire Devers

• My Heart Is That Eternal Rose (1987) — dirigida por Patrick Tam

• Her Beautiful Life Lies (1989) — dirigida por Tony Au

• Days of Being Wild (1991) — dirigida por Wong Kar-wai

• The Peach Blossom Land (1992) — dirigida por Stan Lai

• Mary from Beijing aka “Awakening” (1992) — dirigida por Sylvia Chang

• Red Rose White Rose (1994) — dirigida por Stanley Kwan

• Ashes of Time (1994) — dirigida por Wong Kar-wai

• The Red Lotus Society (1994) — dirigida por Stan Lai

• Chungking Express (1995) — dirigida por Wong Kar-wai

 The Peony Pavilion (1995) — dirigida por Chen Kuo-fu
• Fallen Angels (1995) — dirigida por Wong Kar-wai

• 4 Faces of Eve (1996) — dirigida por Kwok-Leung Gan, Eric Kot and Jan Lamb

• Yang Yin: Gender in Chinese Cinema (1996) — dirigida por Stanley Kwan

• Temptress Moon (1996) — dirigida por Chen Kaige

• Away with Words (1999)- director

• First Love: The Litter on the Breeze (1997) — dirigida por Eric Kot

• Motel Cactus (1997) — dirigida por Ki-Yong Park

• Happy Together (1997) — dirigida por Wong Kar-wai

• Psycho (1998) — remake, dirigida por Gus Van Sant

• Liberty Heights (1999) — dirigida por Barry Levinson

• Away with Words (1999) - director

• In the Mood for Love (2000) — dirigida por Wong Kar-wai

• Made (2001) — dirigida por Jon Favreau

• Hero (2002) — dirigida por Zhang Yimou

• The Quiet American (2002) — dirigida por Phillip Noyce

• Rabbit-Proof Fence (2002) — dirigida por Phillip Noyce

• Green Tea (2003) — dirigida por Zhang Yuan

• Last Life in the Universe (2003) — dirigida por Pen-Ek Ratanaruang

· 2046 (2004) — dirigida por Wong Kar-wai
• Perhaps Love (2005) — dirigida por Peter Chan

• The White Countess (2005) — dirigida por James Ivory

• McDull, the Alumni (2006) — dirigida por Samson Chiu

• Dumplings (2006) — dirigida por Fruit Chan

• Invisible Waves (2006) — dirigida por Pen-Ek Ratanaruang

• Lady in the Water (2006) — dirigida por M. Night Shyamalan

• Paris, je t’aime (2006) — director de “Porte de Choisy,” fotografía de Rain Li

• Paranoid Park (2007) — dirigida por Gus Van Sant

• Downloading Nancy (2008) — dirigida por Johan Renck

• Izolator aka “Warsaw Dark” (2008) — director, fotografía de Rain Li

• The Limits of Control (2009) — dirigida por Jim Jarmusch

• Ondine (2009) — dirigida por Neil Jordan

• Ocean Heaven (2010) — dirigida por Xue Xiao-Lu

• Underwater Love - A Pink Musical (2011) — dirigida por Shinji Imaoka

[Fotogramas extraídos de Hotel Oriental & WKW's Love Odyssey]

Algunos enlacesSome links

Berlinale Talent Campus

THE WILD MAN - Filmmaker Magazine

guardian.uk.com jul. 2005

guardian.uk.com jan. 2005

leolo

CNN.com Q & A


Gracias al blog, Flores del fango.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada